En el último año se ha dado una enorme discusión sobre la llegada de monopatines eléctricos a las ciudades y sus efectos, respondiendo a que es una de las industrias con mayor crecimiento y a que está cambiando el status quo, que pone al automóvil como centro de todo en las zonas urbanas.

Comparación de tendencias de adaptación Fuente: Micromobility

En función de su tremenda adherencia por parte de la población de las ciudades que los utilizan para trayectos cortos, primer y última milla, como complemento de un modo de transporte al otro y hasta para la diversión, los monopatines han literalmente movido a las ciudades, sociedad civil y gobiernos, que tienen una preocupación legítima con la organización urbana y seguridad vial.Esta discusión, entretanto, debe basarse en datos reales y no chismes o percepciones personales.

Los monopatines son potencialmente más seguros que otros vehículos motorizados.
Si se revisan los números globales, las muertes viales alcanzaron 1.35 millones por año. En países en vía de crecimiento la pandemia es aún más grave, llegando a ser una de las principales causas de muerte.

Si analizamos las ciudades en donde Grow opera con monopatines la proporción varía entre 12.5 y 19.7 muertes viales por cada 100 mil habitantes.

Muertes viales por país Road deaths per country Fuentes : 1. World Health Organization 2. Wordometers

Más allá de que las personas mueren en sus automóviles, en general las muertes de ciclistas y peatones también están relacionadas con vehículos motorizados, principalmente automóviles.

Hagamos una revisión de los números.

El Safer City Streets: Global Benchmarking for Urban Road Safety (International Transport Forum) publicó una matriz en la que se muestran las fatalidades por tipo de transporte en Bogotá en 2017.  Más del 50% de las muertes son de peatones, de estas 39.9% fueron ocasionadas por un automóvil, 27.2% por motocicletas y 18% por camiones. En cuanto a las muertes de ciclistas, el 27.1% fue ocasionado por camiones y el 23.7% por un automóvil.En cuanto a los datos oficiales de muertes viales en Brasil, es posible ver qué modos de transporte presentaron muertes viales con mayor frecuencia en 2017: no motorizado con 35.8% y motocicleta con 33.5%. Por otro lado, al observar los modos responsables de estas muertes, hay una gran proporción de motorizado 'desconocido' (46.3%), lo que muestra un problema en el registro de información relacionado con la gran extensión territorial y la desigualdad social, seguido por los automóviles (16.6%). ), autobuses y camiones (10.9%) y motocicleta (5.1%).

La evolución de las muertes en las carreteras en los Estados Unidos ayuda a comprender el fenómeno de la expansión de los SUV en la última década. Según los datos de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA), la muerte por colisión ha disminuido en un 25% desde 1979. Pero los peatones que son los más vulnerables, estos beneficios no aplican a ellos. Incluso con los casos de muertes en el último siglo, en los últimos 10 años, estos casos han aumentado considerablemente. Esto significa que las carreteras de los EE. UU. se están volviendo más peligrosas para los medios de transporte vulnerables.

¿Qué hay de los reportes por lesiones en monopatín?
Recientemente, los Centros para el Control de Enfermedades y la Ciudad de Austin (EE. UU.) Publicaron un estudio que analiza las lesiones relacionadas con el scooter durante un período de tres meses. La muestra de conductores de scooter mostró una tasa de lesiones de 200 por 1 millón de viajes. En cuanto al uso real de los scooters, esto significa aproximadamente una herida cada siete años para una persona que realiza dos viajes por día al día. Sin embargo, esta tasa puede ser incluso menor. Más del 30% de los lesionados viajaban por primera vez y la encuesta tuvo un gran número (60%) de pilotos de scooter principiantes.

En la base de datos de notificaciones de Grow, usuarios de scooters Grin y Yellow, en abril y mayo hay una tasa promedio de 0,0068% (68 notificaciones por 1 millón de viajes).

Una vez más, hay un gran número de usuarios inexpertos y una parte considerable de casos de lesiones menores. Los casos más graves como cortes, fracturas y dislocaciones, tuvieron una tasa mucho menor de 0,0017% (17 casos por 1 millón de viajes).
El aumento de la micromovilidad eléctrica compartida, significa una forma diferente de moverse por la ciudad. Esto presenta una nueva curva de aprendizaje para todos los usuarios del espacio público, debemos entender que nos estamos moviendo de manera diferente y que todos, usuarios de monopatín, conductores de automóviles, ciclistas, peatones y personas en general están aprendiendo a usar nuestros vehículos y espacios en este nuevo entorno.

Como dijo la Directora General de Seguridad Vial y Sistemas de Movilidad Urbana Sostenible de la Ciudad de México en el seminario web del Instituto de Recurso Mundiales,  (WRI, por sus siglas en inglés), "los vehículos de micromovilidad no son peligrosos per se, sino que es el entorno el que debe de mejorar para brindar las condiciones de seguridad que los usuarios necesitan”