Con más de 10 millones de viajes y operación en más de 20 ciudades, Grow Mobility tiene una presencia hegemónica en el ecosistema de micromovilidad latinoamericano.

Como se expuso en el artículo anterior, la empresas de micromovilidad, específicamente aquellas sin anclaje, están creciendo rápidamente alrededor del mundo con un patrón de adopción único y poderoso comparado con otros tipos de transporte y tecnologías.

Además de ser un transporte limpio que ocupa un espacio más razonable en las calles, ofrece oportunidades para generar nuevos viajes alrededor de la ciudad, mejora la accesibilidad al conectar con el transporte público, haciendo la vida de los ciudadanos más fácil y menos dependiente de sus automóviles.

Los servicios de micromovilidad iniciaron en el hemisferio norte, en diferentes contextos, ideas y tecnologías, principalmente en Estados Unidos, Europa y Asia. Los sistemas de bicis compartidas empezaron a operar en la década de los 90 y, conforme creció la tecnología se hicieron populares alrededor del mundo. Al principio desbloqueando la bicis por llamada o SMS y luego los sistemas sin anclaje pudieron crecer de manera acelerada con el incremento de acceso a teléfonos inteligentes de la población. China- pionera en los sistemas sin anclaje como los conocemos- se ha convertido en el principal operador de sistemas de bici compartidas con millones de bicis operando en más de 100 ciudades, principalmente en el hemisferio norte. Los primeros intentos de sistemas de monopatines eléctricos se dieron en California, Estados Unidos alrededor del 2012 pero el primer los sistemas de monopatines eléctricos sin anclaje comenzaron a implementarse a finales de 2017 en San Francisco, Washington, D.C. y Los Ángeles, en donde crecieron rápidamente, con una gran presencia en Europa también.

¿Y qué hay de la micromovilidad en Latinoamérica?

Con la creciente congestión vial, la falta de cobertura de transporte público masivo y los altos índices de muertes viales y accidentes aunado a la desigualdad social en la región las soluciones de micromovilidad tuvieron que ser reconstruidas internamente, adaptando las historias de éxito de los países desarrollados al contexto latinoamericano.

En Latinoamérica los vehículos de micromovilidad están enfrentando la misma demanda que enfrentan en Europa y Estados Unidos pero con motivaciones muy diferentes. Mientras que en los países más desarrollados compiten con el transporte público, en Latinoamérica, en donde es más caro que el transporte público pero más accesibles y eficientes que los automóviles privados, los servicios de micromovilidad compartida (bicicletas, monopatines eléctricos, bicicletas eléctricas y mopeds eléctricas) están sacando a las personas de sus automóviles, promoviendo sistemas de transporte masivos y haciendo que las personas disfruten de su ciudad de una mejor manera.

Para entender mejor la situación de la micromovilidad en América Latina, mapeamos a las compañías que operan en la región, enfocándonos en sistemas de monopatines, bicicletas y mopeds privados.

Como se observa en la siguiente tabla, Grow Mobility con las marcas Grin y Yellow, y Econduce como un socio comercial se ha convertido el líder en el panorama latinoamericano, con presencia en capitales de Argentina, Chile, México, Perú y Uruguay y en varias ciudades de Brasil y Colombia. Las tablas a continuación muestran los resultados de las empresas que operan al principio de julio de 2019.

Panorama de los sistemas monopatines compartidos en América Latina
Panorama de los sistemas de bicis compartidas en Latino América
Panorama de sistemas de bicis eléctricas compartidos en América Latina
Panorama de sistemas de mopeds eléctricos compartidos en América Latina

Analizando la data de Grow es posible entender un poco cómo funciona la micromovilidad por tipo de vehículo y en cada país. La tabla a continuación muestra el desarrollo de la expansión de Grow, desde el primer mes de operación y la distancia promedio, tiempo y velocidad.

Es importante dejar claros dos preceptos; i) en algunos casos la señal de GPS tiene limitaciones y fallas durante el viaje resultando en datos no realistas o vacíos de información. Estos casos fueron excluidos de este análisis. ii) Los valores son promedios por lo que pueden ser afectados por cualquier parada durante el trayecto (estos pueden incluir semáforos o intersecciones, bajar la velocidad en zonas de peatones).

Los viajes de Grow

En Argentina Brasil y Uruguay los viajes en monopatín tiene una distancia promedio de 1.8 km, esto es ligeramente más alto que en otros países. El promedio de velocidad es hasta 10 km/h en cada país. Las bicis y bicis eléctricas muestran resultados similares, pero es importante señalar que la industria de las bicis eléctricas apenas está comenzando, por lo que la data debe ser analizada nuevamente cuando se haga más popular y arroje más datos. La mopeds eléctricas, Econduce han operado los últimos cuatro años en la Ciudad de México y muestran números muy sólidos. En general, en promedio las personas viajan casi 10 km en media hora.Considerando que las personas conducen los vehículos de Grow en el mismo ecosistema en el que circulan automóviles, es posible estimar la cantidad de CO2 ahorrado. Con base en un estudio de la Universidad de Stanford que propuso standards para este cálculo y acumulando la información de viajes de Grow desde el inicio de operaciones en América Latina, las ciudades se han ahorrado 9,500 toneladas de emisiones de dióxido de carbono como se muestra en la siguiente tabla.

Información ambiental *Econduce inició operaciones en 2015. Esta columna sólo incluye bicicletas, bicicletas eléctricas y monopatines

Es posible estimar la cantidad de calorías ahorradas por los usuarios de bicis y bicis eléctricas de Grow. Utilizando un promedio estándar, es posible decir, basado en diversos estudios, que rodar en una bici de Yellow te permite quemar 300 kcal por hora. Asumiendo que las bicis eléctricas queman un 80% de calorías  de lo que quema una bici tradicional, todos los viajes de Grow desde el comienzo han permitido que nuestros usuarios quemen más de 250 millones de kilocalorías. Al ser un vehículo muy nuevo, no existen referencias bibliográficas para estimar la cantidad de calorías quemadas durante un viaje en un monopatín eléctrico.

El conocimiento de cómo funciona Latinoamérica llevó a Grow a tomar acción en las comunidades. La empresa sabe que no solo se necesita el permiso de las autoridades también el de las personas, usuarios y no usuarios, que conforman las comunidades. Es por eso que en cada país se contrata a personas locales, lo que activa la economía local y abre una ventana para saber qué es lo que pasa en cada comunidad.

Los operadores de campo siempre están conformados por personas de la comunidades lo que permite generar oportunidades para personas que muchas veces están excluidas del mercado laboral formal. También construimos un programa que estimula la  reinserción social, ofreciendo la contratación de personas que estuvieron privadas de su libertad en centros penitenciarios para brindarles oportunidades.

El acercamiento que tenemos con las comunidades nos ha llevado a detectar un patrón, los adultos, jóvenes y niños en situación de calle sienten curiosidad y muchas veces usan nuestros vehículos. Como empresa creemos que no es un problema en sí sino una consecuencia de la desigualdad de oportunidades.

“Rolezinho” en Maloca, comunidad en Florianópolis


Respondiendo a esto Grow realiza actividades en las comunidades que tienen como objetivo:

  • Proporcionar la experiencia de un viaje seguro con bicicletas y scooters en escuelas públicas y comunidades marginadas
  • Compartir información sobre los scooters y bicicletas de Grow (y los conceptos de micro movilidad);
  • Compartir ideas sobre educación y convivencia en las calles;
  • Ofrecer una oportunidad para los voluntarios Grow de interactuar y ayudar en su entorno.

Las personas a las que Grow impacta diariamente, ya sea como una alternativa para moverse dentro de su ciudad, con oportunidades de trabajo o creando comunidades, son los protagonistas de estas acciones que llevan a más y mejores soluciones de movilidad, cada vez más amigables con el medio ambiente. En Grow movemos a las personas, no solo dentro de nuestras ciudades pero también hacia adelante hacia a una cultura de movilidad más inteligente. We love our cities in every way!